La naranja mecánica, de la pantalla al teatro